Skip to main content

¿Estamos para este revolucionario nuevo mundo virtual? la respuesta es muy clara.. prácticamente nada preparados, ahora lo más importante es conocer acerca de esta revolución. 

¿Te imaginas vivir en un mundo virtual en donde nosotros seamos avatares? si, así como los videojuegos que solías jugar cuando eras pequeño o incluso que aún sigues jugando. Un mundo en donde te puedes comunicar con otras personas, viajar por el mundo, ir al cine, asistir a reuniones de trabajo… más bien, hacer todo lo que haces en el mundo real pero siendo un avatar y mejor aún sin salir de casa, parece increíble ¿no? La revolución del metaverso es algo que llegará para quedarse, teniendo en cuenta todas esas dudas del sector tecnológico, seguridad, aspectos legales, pero sin duda es algo que revolucionará el mundo digital a gran medida, teniendo lo que veíamos en las películas y que pensábamos que era casi que imposible, aquí.. en primera mano. 

Si bien es la revolución más notoria que tendremos, hay muchas personas que aún no conocen este término… Metaverso ¿Qué es? “Un metaverso es un entorno donde los humanos interactúan social y económicamente como avatares en un ciberespacio, que actúa como una metáfora del mundo real pero sin sus limitaciones físicas o económicas.

El concepto fue acuñado en 1992 por el escritor estadounidense Neal Stephenson, en la novela Snow Crash (1992), donde describe un espacio virtual colectivo compatible  y convergente con la “realidad real”.

El metaverso de Stephenson se despliega como un entorno urbano desarrollado a lo largo de una única carretera de cien metros de ancho que recorre toda la circunferencia de un planeta. Los usuarios acceden a través de gafas en terminales personales o públicas, y aparecen como avatares, que recorren el planeta a pie o en vehículo” Orellana 2022 

Es decir, una fusión entre Realidad Aumentada (RA) y Realidad Virtual (RV). Mientras que la Realidad Aumentada muestra imágenes superpuestas en el entorno real para facilitar la interacción con el mundo, la Realidad Virtual permite sumergir al usuario en un espacio artificial por completo. Facebook ya ha llegado a cambiar el nombre de su empresa a “Meta” con el fin de crear un universo paralelo y completamente virtual, al que podremos acceder con dispositivos de RA y RV. Su objetivo es que los usuarios puedan interactuar dentro de él, y desde fuera con el contenido que tenemos dentro.

El metaverso puede ofrecer métodos de participación nuevos e interactivos que permitan a las personas aprender más rápido, retener mejor la información y disfrutar del proceso. De esta forma, será más fácil potenciar la formación de habilidades digitales, mejorar las conversaciones internas y conducir a mejoras operativas demostrables en áreas clave como la cultura corporativa y la productividad.

Es probable que el o los metaversos se conviertan en la puerta de entrada para la mayoría de las experiencias digitales y en un sucesor natural de lo que es hoy internet. La calma y esperar a que la revolución llegue es necesaria Además de la falta de la infraestructura hay otros debates y dudas sobre cómo se podría llevar a cabo un modelo de negocios de esta naturaleza, ya sea por suscripción, compras virtuales o publicidad, y en materia de privacidad y uso de datos de los usuarios.

 

Luisa Cano

Comunicadora Social y Periodista

Leave a Reply